Lo que se puede y no se quiere hacer con el IBI en Galapagar

Es conocida y sufrida la subida del Impuesto sobre Bienes Inmuebles los últimos años en Galapagar. El Alcalde Daniel Pérez se defiende atribuyéndole la culpa al Catastro y prometiendo bajadas de impuestos para después de las elecciones. ¿Ahora no se puede pero si les votamos sí? Mientras el Ayuntamiento promete hacer cosas que no han sido capaces de hacer en seis años de Gobierno, varias sentencias judiciales de las que no se habla siguen sin cumplirse.

Lo cierto es que el Ayuntamiento de Galapagar podría haber evitado una subida del IBI tan dura de muchas maneras, pero no han querido. Tras las críticas, han querido defenderse aludiendo al Real Decreto 20/2011 como algo que impide bajar el gravamen. Sabemos que no es verdad. Este decreto era una medida temporal, excepcional y transitoria para mantener el “equilibrio presupuestario”. Dicho equilibrio ha sido violado por el propio Ayuntamiento, como afirma la Sentencia del 19 de junio de 2013, por la que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid anuló el Presupuesto Municipal de Galapagar de 2011. En ese presupuesto, el Gobierno de Daniel Pérez infló los ingresos y minusvaloró los gastos con un error de 1 millón 900 mil euros. La Sentencia sigue sin cumplirse, pero la excusa del equilibrio presupuestario sigue usándose para subir los impuestos.

¿Qué podría haber hecho el Ayuntamiento con el IBI y no ha querido?

a) Aunque el Catastro calcule unos valores, el porcentaje del gravamen lo define el Ayuntamiento. Ese porcentaje puede bajarse hasta un 0,40 % (art.72 de la Ley de Haciendas Locales). Sin embargo, el Gobierno actual lo tiene en 0,61 %.

b) Si la anterior opción no gustaba, podría haberse hecho una compensación fiscal de la deuda. Otra sentencia que sigue sin cumplirse es la del TSJM del 9 de septiembre de 1998, por la que la subida del IBI del año 97 se anuló. El dinero cobrado ilegalmente a los ciudadanos podría haberse devuelto, por fin, compensando la subida del IBI.

c) Y si el Gobierno del PP de Galapagar no quería hacer nada de lo anterior, podría haber amortiguado la abusiva subida del IBI integrando el Servicio de Recogida de Basuras en el recibo del IBI. De esta forma, las rentas medias y bajas habrían pagado menos impuestos, pues lo habrían hecho de manera proporcional al pago del IBI. Esta medida, por cierto, ya se había hecho incluso por otros gobiernos del PP en Galapagar (1995-1999). Tres soluciones perfectamente legales, tres soluciones perfectamente ignoradas.

El Ayuntamiento está gastado una fortuna en todas las privatizaciones de Servicios Públicos que ha hecho y por obras faraónicas sin sentido. Éstas son las políticas que se pagan con las subidas de impuestos a la ciudadanía.

Publicado en Noticias y etiquetado , .

2 Comentarios

  1. Administrar bien los recursos para emplearlos por orden de preferencia, prioridades y urgencias del ciudadano y dejar de lado la mala administración, la estupidez en obras innecesarias y de imagen. Una buena auditoria en el nuevo equipo entrante es la primera acción que hay que tomar y sacar todos los «trapos sucios», amiguetes y clientelismo fuera y un reciclado para cambiar la mentalidad de algunos funcionarios que gestionen correctamente a favor de los administrados.

Deja una respuesta